Hay veces que en aquella zona a la que teníamos planeado ir resulta que va a hacer mal tiempo y tenemos la posibilidad de hacer un cambio de planes poniendo rumbo a otro destino.

Esa libertad es el auténtico espíritu del autocaravanista y favorece que vivas más el momento presente, que es el único momento en que vivimos.

Necesita Ayuda